19 de marzo de 2017

Reseña N°2: Yo, él y Raquel




Título: Yo, él y Raquel
Autor: Jesse Andrews
Número de páginas: 320
Género: literatura juvenil, drama, comedia ficción
Sinopsis: Según Greg Gaines, el secreto para salir airoso del instituto es no ser amigo de nadie pero llevarse bien con todos. Su lema es «sin amigos no hay enemigos». Solo tiene a Earl, con quien se dedica a grabar versiones terribles de sus películas favoritas.

Hasta que vuelve a ver a Raquel.

Raquel tiene leucemia, y a la madre de Greg se le ocurre la brillante idea de obligar a su hijo a que sea su amigo. Greg tiene claro que esto no va a ser una de esas típicas historias de amor entre una chica en estado terminal y un chico que de repente se enamora de ella. Pero, de todos modos, hay algo especial entre Greg, Raquel y Earl...



Greg es estudiante del último año de secundaria, aspirante a director de cine y su mayor propósito en la vida es pasar desapercibido. Su objetivo es quedar bien con todos pero no ser amigo de nadie. Lo único parecido a un amigo que tiene es Earl, su compañero de rodaje. Pero el mundo de Greg da un giro inesperado cuando su madre lo obliga a que entable una amistad con Raquel, a quien le diagnosticaron leucemia. 

Empecé a leer este libro porque me gustó la sinopsis y me imaginé que iba a ser una linda historia de amistad. No había leído reseñas ni visto la película, así que no tenía ninguna expectativa al respecto. Y aunque al principio me pareció muy extraño (no era para nada lo que hubiese imaginado) me encontré devorándome el libro.

La forma de escribirlo es totalmente distinta a los libros que leí anteriormente. Está narrada por Greg, que decide escribir este libro después de haber vivido esta experiencia. Durante todo el libro él espera que dejes de leerlo, incluso te incita a hacerlo. Según él, no entiende cómo estamos "leyendo este estúpido libro" (sus palabras literales).

Hay una mezcla de estilos de escritura variados donde te encontrás con la narración mezclada con listados, guiones en tercera persona escritos por Greg (como si fuera una película), punteos, etc., que hacen que la lectura sea rápida y divertida.

Los personajes me parecieron de lo más realistas. Por una parte, Greg es bastante sarcástico, con muchos problemas para socializar y me resultó tremendamente egoísta en muchas ocasiones, solo le importaba lo que pensaban de él. Pero en cierta manera lo entiendo y no lo culpo. En varios momentos parece re desalmado o incluso cruel, sobre todo con respecto a Raquel; pero no puedo culparlo, él no eligió que le pasara ésto.
En cuanto a Earl, creo que es un personaje fascinante, una mezcla entre la parte cómica y la parte emotiva del libro. Putea mucho y se burla de todo pero cuando tiene que decir las cosas lo hace de frente y sin vueltas. Su situación particular es bastante injusta, y sin embargo tiene un gran corazón. 
Finalmente está Raquel, y debo decir que estoy un poco decepcionada. Casi nada se sabe de ella, y lo que dice es tan insulso que uno termina la novela sin conocer demasiado de la chica con leucemia. Me hubiese gustado saber más de ella, que al menos participara más en los diálogos; probablemente ésto fue adrede ya que, en realidad, Greg tampoco la conocía demasiado, recordemos que es él quién relata la historia.

Debo resaltar que quedé enamorada de la portada de la edición de Nube de Tinta. Es una de los elementos que influyó en que comprara este libro. Después de terminarlo, pienso que es muy acertada en cuanto a ilustración. Greg en las nubes, Earl con los pies sobre la tierra y Raquel en ningún lugar en particular.


En definitiva, me gustó el libro, lo disfruté y me entretuvo. Lo recomiendo a aquellos que quieran leer algo juvenil pero distinto, no tan cliché.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡ L E C T O R ! Sí, vos. Por favor no te vayas sin dejar un comentario.

Tu opinión es importante para mi y el blog se mantiene gracias a personas como vos. Recordá siempre ser respetuoso y no hacer spoilers. ¡MUCHAS GRACIAS!

~ Devuelvo todas las visitas y comentarios ~